Almohadas

Muchas almohadas de espuma y plumas pueden lavarse en la lavadora (véanse primero las instrucciones de cuidado), pero tardan mucho en secarse. Por lo tanto, el lavado en seco puede ser la mejor opción, siempre y cuando se airee bien la almohada para eliminar el humo residual de la limpieza en seco.

Antes de lavar una almohada, hay que comprobar que el tambor de la lavadora sea lo suficientemente grande y que el tejido sea lo suficientemente resistente como para que no salga el relleno, lo cual podría provocar daños graves a la lavadora. Para evitarlo, se recomienda lavar la almohada con la funda.

Manchas

Cubrir siempre las almohadas con la funda y, en el caso de mancharse, tratar las manchas rápidamente siguiendo los consejos de este manual. Si el relleno de la almohada es de pluma o plumón, es importante aislar la mancha. Sacudir la almohada para apartar las plumas de la zona afectada y tratarla.

Adornos:

Los adornos de las prendas pueden influir tanto sobre el tipo de lavado como sobre los productos empleados. Por ejemplo, si una prenda tiene el cuello de piel, la etiqueta puede indicar que debe lavarse en seco a pesar de que el resto de la prenda pueda lavarse con agua.