La ropa del bebé

La piel de un bebé es más sensible que la de los adultos. A continuación se ofrecen algunos consejos para mantenerla suave y perfecta:

  • Usar Skip líquido Aloe Vera, que ofrece un cuidado sensible y está diseñado para cuidar la piel delicada.
  • Los tejidos lavados con suavizante son más suaves para la piel. Mimosín Caricias proporciona una suavidad incomparable, lavado tras lavado.
  • Elegir tejidos suaves y naturales para la ropa y la cuna del bebé (p. ej. algodón).
  • Evitar usar lana sobre la piel del bebé.
  • Lavar la ropa nueva del bebé antes de usarla.
  • Usar capas de prendas fáciles de poner y quitar para que el bebé no pase demasiado frío ni demasiado calor.
  • Comprar ropa que pueda lavarse a máquina mejor que a mano.

Todos los padres saben que hasta un bebé recién nacido puede ser muy, muy sucio. La ropa del bebé debe lavarse de forma rápida y constante. Por eso es muy importante usar un detergente especialmente diseñado para tratar las cacas y las manchas típicas de los bebés, como Skip Aloe Vera.